Continue

SINOPSIS

La Doña, una viuda de unos 70 años, y Aridia, una joven criada, viven juntas en un pequeño apartamento lleno de orquídeas en el centro de Santo Domingo. Aridia limpia la casa, la Doña trabaja en su jardín y cuando no hay mucho trabajo, comparten chismes sobre el vecindario. Pero a veces, el ambiente se torna tenso: la Doña se despierta de mal humor, culpa a Aridia y cuando Aridia intenta defenderse, la Doña le recuerda “cual es su lugar”. Se enojan y no se dirigen la palabra. Pero las horas pasan, la telenovela aparece en la televisión, algo sucede en el vecindario, y de la nada, la Doña y Aridia se acercan, terminando el día compartiendo algunas risas…
La película es una excusa para observar de cerca la relación, para percibir lo que sucede cuando las fronteras se diluyen en un lugar donde la diferencia por clases y razas permanecen arraigadas en la cultura.

NOTAS DE DIRECCIÓN

Reunimos un equipo de cámara y sonido, sólo nosotros dos, y nos mudamos durante tres meses a un apartamento con dos mujeres que comparten una relación muy especial. No teníamos guión, no sabíamos lo que iba a suceder, pero estábamos allí, observando a estas dos mujeres y notando que nuestra presencia les era indiferente. Parecían estar intensamente inmersas en su universo: la comida, la limpieza, la telenovela, así que tuvimos la oportunidad de capturar imágenes y sonidos en los cuales percibimos una cierta verdad y belleza en la simplicidad de la vida cotidiana. Después del rodaje, pasamos meses en edición tratando de construir una historia mediante las imágenes y sonidos capturados.
El resultado es una película a la cual le tenemos mucho cariño; una película que fue posible gracias a unos ahorros y al misterioso entendimiento que puede ocurrir entre cuatro personas que intentan realizar una película en un mismo espacio.

ENTREVISTA A NATALIA CABRAL Y ORIOL ESTRADA

 

¿Por qué realizaron la película “Tú y Yo”?

Natalia Cabral: Oriol y yo queríamos hacer una película con una cierta intimidad. Necesitábamos vivir la experiencia de rodar sin entrar en procesos complicados de producción, ir a sesiones de pitching, pasarnos años explicando una película. Queríamos vivir el día a día del trabajo real de un cineasta: rodar, decidir encuadres, editar, sentíamos que necesitábamos conectarnos con el trabajo práctico. Reunimos nuestros ahorros y alguna ayuda familiar y con esto compramos un equipo de video y sonido. Oriol hizo la cámara y yo hice el sonido. Sentimos que era el momento, a pesar de que no teníamos dinero.

¿Cómo decidieron trabajar con las protagonistas, La Doña y Aridia?

Oriol Estrada: por aquel entonces estábamos buscando dinero para financiar otra película con un presupuesto mayor. Íbamos a reuniones con empresarios que podían invertir en películas, pero ellos exigían actores famosos en los créditos, estrellas de la televisión Dominicana, y nosotros queríamos hacer una película más pequeña, con un equipo de rodaje mínimo y con actores desconocidos. Después de estas reuniones, regresábamos a casa algo decepcionados y un día, hablando sobre nuestra situación, reflexionamos sobre qué era lo que realmente necesitábamos para hacer una película. En ese mismo momento, La Doña y Aridia interrumpieron nuestra conversación. Ellas se encontraban en una habitación al lado de la nuestra. La Doña le leía el periódico a Aridia y la conversación era realmente bizarra. Nos miramos e inmediatamente supimos que queríamos filmarlas. A la mañana siguiente, estábamos rodando la primera escena.

¿Cómo fue el proceso de rodaje de la película?

OE: Empezamos a rodar un filme “observacional”. Rodábamos todo el día y en la noche, visionábamos el material. No partiamos de ningún guión, pero con el pasar de los días, empezamos a imaginar las escenas y a reflexionar sobre cómo podría progresar la historia y cómo debería concluir. Finalmente, en la sala de montaje nos olvidados de que estábamos trabajando con imagenes y sonidos extraidos de la realidad; empezamos a tratar el material como si fuera ficción, sin que importara demasiado la naturaleza de las imagenes.

¿Qué los motivó a decidir el estilo de la película, el ritmo y duración de los planos?

NC: Deseábamos lograr una película claustrofóbica sobre una relación claustrofóbica. Para lograr esto, necesitábamos que las escenas se sintieran repetitivas, queríamos reproducir los momentos violentos y simpáticos de la historia con un cierto ritmo cotidiano. Nos gustan las películas en donde nosotros como espectadores disponemos del tiempo necesario para disfrutar del punto de vista del cineasta. Creemos que el cine, como forma artística debe auto determinarse frente a las producciones audiovisuales que aparecen en la televisión, los comerciales, los videos musicales, etc. Hay un ritmo frenético en esas producciones, que nos obliga a desconectarnos inmediatamente de lo que hemos visto. Creemos en el cine como vehículo para conectarnos con el mundo, para acercarnos a experiencias de vida que no son las nuestras. El cine nos brinda la oportunidad de hacer eso en espacio y tiempo. O como dice Jacques Rivette: “se necesita más tiempo hoy en día, cuando todo va tan deprisa, para realmente ver y escuchar el mundo”.

¿Las protagonistas han visto la película? ¿Cómo ha sido la reacción?

OE: Ellas han visto la película, pero realmente no sabemos lo que piensan sobre ella. Al inicio del rodaje, tanto La Doña como Aridia no creían que estábamos rodando una película con ellas; quizás porque nuestro equipo de rodaje era pequeño, ellas pensaban que les tomábamos fotografías. Cuando les informamos que la película estaba lista, se preguntaron ¿qué película?
NC: Pensamos que a Aridia le cuesta creerlo porque para ella, participar en una película es una cuestión que pertenece a otra clase social, a gente rica y famosa. También pensamos que La Doña siente que quizás la relación que ella tiene con Aridia y sus vidas no son interesantes para ser filmadas. Pero un día, La Doña encontró un artículo en el periódico que hablaba sobre la película y desde ese día, por fin se creen que hemos hecho una película con ellas. Pero ¿Qué tipo de película? ¿Un cortometraje? ¿Un reportaje? Creemos que ellas entienden la experiencia de una forma muy distinta a nosotros.

¿Cuál ha sido la reacción de los espectadores en República Dominicana? ¿Y la reacción en el extranjero?

NC: La relación patrona-empleada doméstica es muy común en la República Dominicana. Estamos muy acostumbrados a ella y no hay mucho debate sobre si las condiciones son justas para ambas partes. Pero cuando presentamos la película en Santo Domingo, vemos que la gente se siente reflejada aunque sabemos que les cuesta hablar sobre el tema. Algunos dicen que la película les recuerda a algún familiar y su empleada doméstica, otros llegan a confesar que la película les recuerda a su propia relación con la empleada doméstica. En el extranjero, la película ha tenido muy buena aceptación y un exitoso recorrido por festivales. Nos sentimos particularmente satisfechos cuando los espectadores ríen con la película, pero segundos después, se sienten incómodos con lo que ven.
OE: El cine tiene el poder de hacer que la gente se sienta identificada con lo que ve. Le ha pasado a mucha gente que ha visto “Tú y Yo” en Dominicana y en otros países con una estructura social similar. Según parece, una escena que impacta mucho es cuando La Doña come enfrente de la cámara, sentada en la mesa de la cocina, y Aridia come de espaldas a ella, de pie y frente a la pared. Es una escena que hace reflexionar al espectador. Como dice el poeta Allen Ginsberg: “Todo es un espejo, si lo miras con tiempo suficiente”.

ASPECTOS TÉCNICOS

Título en Inglés: You and Me
Título original: Tú y Yo
Idioma: Español
Subttítulos: Inglés/Francés/Español
Duración: 86 min 30 seg
Formato de rodaje: HD
Formato de proyección: DPC, Blu-ray
Speed rate: 24 fps
Aspect Ratio: 1,85:1 and 1,78:1 (16:9)
Sonido: Dolby Digital 5.1, Stereo
Color: Color
Fecha finalización: Abril 2014

CONTACTO

Natalia Cabral
Faula Films
República Domnicana:
info@faulafilms.com
www.faulafilms.com
Facebook Faula Films